El implante de cabello es una intervención sencilla que consiste en extraer folículos pilosos de zonas en las que el cabello no se cae y trasplantarlos en aquellas otras en las que se ha caído. Principalmente existen dos tipos de implantación de cabello según la clase de alopecia: FUE, indicada para zonas pequeñas y entradas, y FUSS, utilizada en calvicies más extensas.

Debe ser un profesional con experiencia quien te recomiende una técnica u otra. Pero mientras le consultas, te explicamos en qué consisten y qué se consigue con cada una de ellas. Seguramente te sorprenderán su eficacia y sus buenos resultados.

La técnica FUE y la técnica FUSS

En los últimos años, la demanda de implantes capilares ha crecido mucho en España. Existen dos tipos de implantación de cabello y en ambos casos se trata de una operación sencilla que asegura buenos resultados. El objetivo y los resultados son los mismos, aunque el sistema varía. Te explicamos las diferencias entre ambos.

La técnica FUE (Follicular Unit Extraction) se aplica en más del 90% de los pacientes. Se basa en extraer unidades foliculares de zonas de la cabeza que presentan buena densidad de cabello (zonas donantes) para implantarlas en zonas con baja densidad o alopécicas (zonas receptoras). Cabe especificar que cada unidad folicular consta de entre 1 y 5 pelos.

La intervención suele prolongarse durante varias horas, aunque varía mucho según el número de unidades foliculares a trasplantar. Sea como sea, acostumbra a realizarse en un solo día e incluye estas tres fases:

· Extracción. Es un proceso de gran precisión.

· Preparación. Clasificación de los folículos.

· Implantación. Puede realizarse mediante implanters, pequeñas jeringas con una aguja acanalada a través de la cual se implanta el folículo.

La técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery) o “técnica de la tira” es un proceso muy similar a la FUE, pero implica la extracción de una tira de tejido de la zona donante, generalmente la nuca, donde el cabello es más abundante. Una vez extraída la tira, de más o menos 1 cm de ancho y de entre 15 y 20 cm de largo, se prepara la zona receptora para su injerto. Aunque es algo más compleja que la FUE, se trata igualmente de un proceso ambulatorio que no precisa hospitalización. Actualmente la técnica FUSS se utiliza poco ya que la FUE es menos invasiva y se pueden obtener un mayor número de folículos.

Toma nota de las siguientes preguntas que completarán tus conocimientos sobre los dos tipos de implantación capilar.

¿Me quedarán cicatrices después de un implante capilar?

En la técnica FUS, se usan microbisturís de punta cilíndrica hueca de un diámetro muy fino, por lo que dejan unos minúsculos orificios que cicatrizan en una semana. Se trata de miniheridas imperceptibles. En el caso de la técnica FUSS, los puntos de sutura se retiran a partir de los 10 días y la cicatriz puede resultar visible si se lleva el pelo muy corto. Pero será prácticamente imperceptible con el pelo un poco largo (1-2 cm al menos).

¿Tardaré lo mismo en recuperarme de la técnica FUSS que de la técnica FUE?

En el caso de la técnica FUSS, la intervención es algo más invasiva, así que el postoperatorio precisa un mayor proceso de recuperación y supone algunas molestias más. Dicho eso, ten en cuenta que también se trata de una intervención ambulatoria realizada con anestesia local que no requiere hospitalización. Sigue los consejos de tu especialista y no tendrás ningún problema.

Para la técnica FUE, ¿he de rasurarme toda la cabeza?

En principio, el rapado es necesario para poder localizar bien los folículos. Normalmente, antes de entrar a quirófano, se rasura la zona donante, aunque acostumbra a resultar más estético practicar un rasurado general. En caso de que lleves el pelo largo y no quieras perderlo, se puede usar la técnica de cortinillas o flaps, en la que se cortan los cabellos en fragmentos de manera que los superiores, más largos, caigan por encima de los que se han eliminado.

Si te planteas un implante de pelo, ponte en manos de cirujanos con experiencia que te ofrezcan profesionalidad y las condiciones adecuadas para la intervención. Desde el Instituto Quirúrgico Capilar recomendamos la técnica FUE, pero lo mejor es que vengas a vernos para que confirmemos el tratamiento más adecuado en tu caso. Te daremos un diagnóstico en la primera visita. Llama al teléfono: +34 39 545 59 59 o contacta con nosotros.

El contenido de esta entrada ha sido elaborado por el Departamento de Comunicación
y el Equipo Médico de Instituto Quirúrgico Capilar.

Phone icon
Llama
RESERVAR CITA
WhatsApp icon
WhatsApp
× ¿Cómo puedo ayudarte?