¿En qué consiste el injerto capilar con la técnica FUSS?

La técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery) consiste en extraer una tira de piel de la zona de la nuca. La tira suele ser de aproximadamente 1 cm de ancho y de 15 a 20 cm de longitud.

La piel del cuero cabelludo se sutura al extraer la tira y se retiran los puntos a partir de los 10 días. La sutura que se realiza tras extraer la tira deja una cicatriz que queda prácticamente imperceptible si llevamos el pelo un poco largo (1-2 cm al menos). Si optamos por un pelo muy corto sí puede resultar visible.

La intervención es algo más invasiva que en la FUE por lo que el postoperatorio también implica un mayor proceso de recuperación y algunas molestias más. De todos modos es también una intervención ambulatoria realizada con anestesia local que no requiere hospitalización.

Aunque está claramente en retroceso con la aparición y perfeccionamiento de la técnica FUE, existen indicaciones y ventajas. Con la FUSS se aprovecha mejor la zona donante, por lo que puede ser indicada en pacientes con poca zona donante o en la que se requiera un volumen importante de folículos. También reduce el tiempo de cirugía y evita el rasurado de cabello, por lo que la intervención no resulta tan notoria.

1ª Consulta Gratuita

¡Sólo para los casos de valoración de injerto capilar!

Ver muestra de diagnóstico
Phone icon
Llama
RESERVAR CITA
WhatsApp icon
WhatsApp